25/8/10

Un elefante se balanceaba sobre la tela de una araña...

Con el corazón en un puño. 
Pero que no me torturen, 
por favor...

Os diré cual es mi problema. Sea cual sea la causa, cuando una persona siente que no tiene dominio alguno sobre la solución de sus desastres individuales, y recibe castigos sin razón contingente alguna, entra en depresión; que por nombre tiene estas palabras: Indefensión Aprendida.
Como aquella historia que oímos en clase:

 (Érase) Un elefante pequeñito que permanecía atado a un poste de madera del cual había intentado mil veces librarse y escapar. Tantos intentos hizo que se acabó cansando y triste acabó sentado junto al palo días y días. Años después, un padre y su hijo paseaban a su lado:
- Papá, ¿Qué hace un elefante tan inmenso atado a un palo tan pequeño?
- Pues es que este elefante ha estado toda su vida atado a ese poste y está tan triste por ello que aún no se ha dado cuenta de todo lo que ha crecido ni de la fuerza que ahora tiene, con solo moverse un poco podría derribarlo.

El caso del pequeño Dumbo no me corresponde pero aclara a lo que me refiero.

2 comentarios:

  1. Omg...eso da entender que a veces lo pequeños problemas suelen solucionarse si actuasemos...jum, me ghusta :)

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo con Lau.

    Yo no sé lo que te pasa :/
    Salva

    ResponderEliminar