13/8/09

Ala, he escrito mucho sobre mí.

¡Jelou Paca! (Como llamaba mi padre a la marca de mi antigua impresora, Hellvet Packard o parecido).




Por cierto, aquella impresora... ¡cuanto tiempo ha que no tenía lugar en mi mente! Pues creo recordar que fue ella la que materializó en el mundo real aquellas cosas curiosas que escribía
allá por 4º de E.S.O. La novela sin terminar de Axel, el 1er y único capítulo de Los Espejos y algún relato más. Ahora los veo de otra manera, bastante... faltos de imaginación o quizás típicos... nunca me consideré buena novelista, y en la actualidad igual, jaja. ¡Pero al menos lo intentaba! Remembero que allá por 2º de la misma etapa escolar, yo tenía no aceptado, si no asumidísimo el hecho de que yo jamás iría a la universidad, que mi futuro se encontraba cantando por los baretos canciones deprimentes, viviendo la libertad y la vida adolescente y adulta, escribiendo poesías, sin fijarme demasiado en la cultura y conociendo gente, formándome a mí misma de forma independiente al resto, sola. La evolución que ha ido sufriendo mi pensamiento desde aquel momento al actual ha sido muy palpable para mi, poco a poco me iba dando cuenta de que traicionaba mis principios fundamentales, todas mis ideas. Conozco a mi antigua personalidad, tan auténtica y definida, sobre todo fácil de llevar sobre mi cabeza. Qué fácil era ser yo en esos momentos. Comparo ahora mi calculado plan de vida antiguo con el actual y sería más económico tirar la hoja escrita a ir tachando, ¡qué absurdo es el anterior cuando lo pongo al lado de este! ¡Es como un fantasma! Es mi olvidada esencia. Empecemos por el hecho de que estoy admitida en la universidad jajajaja. ¿Qué quiero ser? En estos momentos, es lo último que me importa, lo que deseo es aprender una profesión interesante, que me haga preguntarme cada día algo, que incentive mis ganas de vivir sólo por investigar y saber más. Siempre he estado interesada en la Psicología y de hecho leo sobre la asignatura desde hace unos años, antes de pensar en dedicarme en serio a ella. Además mi acrecentado interés por el lado perverso e inmoral del ser humano me hizo decantarme por la Criminología. Criminóloga, sí sí, eso quiero ser, y no por CSI ni leches... bueno quizás Anthony Hopkins ayudó... y Phoenix Wright... y Delarge... Bueno, con esto digo que la Psicología del ser humano es algo a lo que siempre he estado muy unida y nunca me di cuenta de ello. Después... ¿cantar en baretos? ... puede que no estuviese mal pero mi tan poco ambiciosa idea de futuro de aquellos momentos denotan mi... poca valoración sobre mí misma, no quería esperar nada grande de mi persona ni tener que luchar demasiado por ello. A la gente le gustaba mi voz... ¿qué más necesitaba? Sabía que con eso podría sobrevivir, muchos tienen menos talento que yo y ya lo hacen... o eso pensaba. El hecho de vivir la libertad... hace mucho que no lucho por ella. Para ser realmente libres necesitamos estar solos, con ello entro en el tema de la dependencia. Con gente a tu alrededor, a la que amas, vives pendiente de obtener siempre su aprobación, en un grado mayor o menor, pues no quieres perderlos. Siempre has de ser tu mismo, pero hay cosas que no haces por cuidarlos a ellos, o ropa que no te pones por no desagradarlos, tal día no haces aquello que te apetece por estar con su compañía y muchas veces no dices lo que piensas por no herirlos. En mi caso, mi grado de la necesidad de la aprobación es menor al del resto de personas que conozco, pero para mí es incluso más molesto que para la mayoría. Por ello muchas veces me encuentro en el debate de... desear quedarme sola por la facilidad que esa situación conlleva o el querer convivir con esos problemas de convivencia y adaptación que me caracterizan, por la amistad. Igualmente no conozco aún los riesgos de cada opción, aún tengo mucho que perder. También... lo de escribir poesías. Desconozco el motivo por el cual ya no siento la especial pasión que entonces por escribir mis rimas, ahora adoro la prosa inconexa y desordenada en vez de los escuetos versos, llenos de reglas que cumplir. Con esto digo que... lo de escribir poesía me duró unos pocos años, ahora necesito muchísima inspiración para escribir algo en verso, pero yo no sabía que me ocurriría eso, cierto. Tampoco sabía yo que en unos dos cursos más conocería a un odioso profesor del que me enamoraría provocando en mí una increíble cadena que terminaría en el amor hacia la palabra, y con todo ello, la cultura. Es más, por culpa suya dediqué mucho tiempo sin sentido en absorber toda la cultura que pudiese, con sólo 14 años, tratando de entender lo que él leía en el periódico todos los días, la política me era (y me es) algo intratable, tratando de sentir lo que él al ver Buenas Noches y Buena Suerte (que no entendí nada, eso sí, supe apreciar la fotografía y la banda sonora, preciosa). ¿Quién me iba a decir que acabaría convirtiéndome en una cultureta?
Mírame. Me he vuelto tan barroca... no sé cuáles serán mis siguientes representaciones, si volveré a algún tipo de clasicismo tratando de saber quién soy... o qué.

Pero fíjate tú.

Iba de bohemia y terminé en una ordenada biblioteca leyendo una revista de arte esta mañana.


(A esto se le llama desvariar, ¡si señor! No sé qué pintaba la impresora... imprimía mal y gastaba la tinta muy rápido... o yo escribía mucho... mmms).
Lírika.

6/8/09

You were always on my mind...





Maybe I didn't treat you,
quite as good as I should have.
Maybe I didn't love you,
quite as often as I could have.


Little things I could have said and done
I just never took the time.


You were always on my mind.
You were always on my mind.


Maybe I didn't hold you
all those lonely, lonely times.
And I guess I never told you
I'm so happy that you're mine.
If I made you feel second best
girl I'm so sorry, I was blind.


You were always on my mind.
You were always on my mind.


Tell me,
tell me that your sweet love hasn't died.
Give me,
give me one more chance to keep you satisfied.


Little things I should have said and done,
I just never took the time.


You were always on my mind.
You are always on my mind.
You are always on my mind.




Traducción, porsiaca.

Tal vez no te traté
tan bien como debí.
Tal vez no te amé
tan a menudo como pude.


Pequeñas cosas que puede haber dicho y hecho,
simplemente no me tomé el tiempo.


Tú siempre estuviste en mi mente...
tú siempre estuviste en mi mente.


Tal vez no te abracé
en todos esos momentos de soledad.
Y supongo que nunca te dije
que estaba tan feliz de que fueras mía.
Si te hice sentir la segunda
chica, lo siento, estaba ciego.


Siempre estabas en mi mente.
Siempre estabas en mi mente.


Dime,
dime que tu dulce amor no ha muerto.
Dame,
dame una oportunidad más para satisfacerte.


Pequeñas cosas que puede haber dicho y hecho,
simplemente no me tomé el tiempo


Siempre estabas en mi mente.
Siempre estas en mi mente.
Siempre estas en mi mente.