10/5/09

So Happy Toguetheeeer~~




Imagínate, tú y yo,
lo hago, pienso en tí día y noche,
es lo único bueno,
el pensar en la chica que amas,
y abrazarla fuerte,
tan felices juntos...

Sí debería llamarte...
invertir unos centavos,
y tu digas que me perteneces y aclarar mi mente.
Imagino como podría ser el mundo, tan bonito.
¡Tan felices juntos!

No puedo verme amando a alguien que no seas tú,
para toda mi vida~~.
Cuando estés conmigo, cariño, los cielos serán azules,
para toda mi vida~~.

Yo y tú,
y tú y yo,
no importa como ellos tiren los dados.
Tuvo que ser...
La única para mi eres tú,
y tú para mi... ¡tan felices juntos!

No puedo verme amando a alguien que no seas tú,
para toda mi vida~~.
Cuando estés conmigo, cariño, los cielos serán azules,
para toda mi vida~~.


Parapapa~~, parapapa~~ ¡Tan felices juntooooos~~!

6/5/09

Nunca le enseñaron a andar...

Nos veo a todos corriendo una maratón bañados en un sudor desagradable con una ropa desgraciada y unas feas expresiones de desgaste y esfuerzo. Como observadora y a la vez participante, veo como algunos se paran en el camino, otros hacen un magnífico y envidiable "spring", otros se atrasan, otros ni corren, y yo pongo muchas excusas para correr, me paro a charlar, corro un poco, me canso... ¿me da miedo la meta? ¿morir antes de llegar? ¿o no llegar nunca?
¿Pero qué digo? La meta siempre va a estar ahí... esperándome. Pero es que no sé vivir lo de sin prisa pero sin pausa. O me mato a correr o me echo al césped.
Ahg... ¿cómo remediarlo?
Más bien... ¿cómo se anda?

Lírika.

¿Dónde estás Fromm?

Estoy algo... congelada, emocionalmente hablando. No sé que hacer. Estoy escribiendo sin querer hacerlo del todo. Pero necesito desahogarme. No es mucha la pena que me acongoja pero necesitaba escuchar el sonido del teclado y sentir la presión bajo mis dedos. Empujando tecla a tecla. Esta mierda tecnológica consigue hacerme sentir menos sola, ¿no es patético?
Sólo si supiésemos encontrar más excusas para amar que para odiar... ese asunto estaría arreglado. Qué triste.
Desde luego... me encuentro en casi la misma situación que hace... unos muchos meses. Sólo que esta vez soy menos querida. O de eso trata de convencerme mi crecido masoquismo. Sí, ahí estaba, dormido; las edades de oro pasaron, y las de plata y bronce se suceden arbitrariamente, repitiéndose; pero el puto masoquismo nunca me olvidó. ¿Cómo es posible hayar placer en hacerse daño a uno mismo? (Olvidándonos del ámbito sexual, por supuesto). Así se define ese complejo psíquico, como un "autodaño" del que disfrutamos hacer uso. Yo, no lo estoy pasando nada bien, pero si no hablamos de masoquismo, ya sí que no me entiendo.


Lírika.