3/1/10

¿Qué hago con las cosas que no digo a la cara?


Bota, rebota y en tu cara explota…

A veces pienso que mi capacidad para hacer como si no pasase nada es extraordinaria; también pienso que igual es mi capacidad para procurar que siempre pase algo. ¿Qué es esto? Que los que no tienen problemas se los inventan. ¿Y a qué viene? Pues viene de que hay días en los que me levanto con una sensación triste, la mayoría, creo que tengo ese sentimiento como “default”, cuando no sé como sentirme. Es una pesadez inaguantable, piensas todo el rato que hay algo que has hecho mal y que mereces estar triste. Es decir, es una apatía sin sentido que me gustaría cambiar, el problema es que cuando esto sucede no me doy cuenta de que lo hago sin razón aparente. ¿Y a qué más viene? Pues viene, o mejor, va, a las típicas personas que hacen un mundo de nada, los cuales desaprovechan su vida con gilipolleces varias y encima me salpican su sangre; aquellos con una retroalimentación negativa, que es lo único que saben ver… […]. Mis neurotransmisores se pelean a lo braveheart (y ¿te lo puedes creer? no he visto la película, bueno sí, pero de peque, y no me acuerdo) con sólo pensar en una serie de sucesos y datos del pasado… mejor dejarlo, sí. Lo increíble es la manera estúpida en que manejan sus vidas o más bien, se evaden de ellas. No, no, lo más increíble es la manera en que esta mierda me está afectando.

Huir… Necesito una redefinición del concepto por favor.

No, no me voy a replantear si hice bien en su momento. Sólo es que… me jode, me jode muchísimo haber perdido tanto tiempo, y echar un vistazo y ver que… las cosas no han cambiado. Que sigue siendo igual… No consigo pasar página del todo. Pero he jurado a los dioses del Olimpo que reconstruiré mi alma, trocito a trocito malgastado y derrotado. El sol va a ver como soy de imbatible. Me está costando, pero estoy casi a punto de volver a coger las riendas de mi vida. Y si lo consigo, os vais a enterar.



No, aún no me despido, hoy tengo ganas de escribir.

Y todo esto… ¿será que mis ojos me piden volver a amar?

Estoy idiota si realmente es eso. Yo qué sé… siempre me he sentido sola, y antes me tiraba de los pelos por esa inquietud solitaria pero he aprendido a degustar los momentos con el ruido o música propios de mi mente. Como aquella tarde en el Erosky, ese día estaba especialmente melancólica. Como una loca sin sentido me colé en la zona de la terraza a la cual está prohibido pasar, es una explanada inmensa, un suelo gris lleno de charcos, y comencé a caminar y a caminar esquivando los dibujos del agua en el suelo, imaginando formas, pensando en qué me incitaba a caminar por aquel lugar. Imaginaba que había cámaras y las buscaba con la mirada, pero no me importaba si algún personaje importante de seguridad venía y me… yo qué sé, me denunciase, pidiese el carnet, me echase del centro comercial o simplemente me dijese que me fuese de ahí. La sensación de tensión por esa estupidez me aliviaba y me hacía sentir un poco viva. Llegué hasta el final, donde visto desde la carretera se encuentra la fachada principal del edificio, me incliné sobre el poyete y observé el pobre paisaje, recorrí la mirada por los lugares en dónde sin duda había vivido más de un momento especial, como el castillo… maldito castillo, digo yo. Y me preguntaba cuanto tardaría el guarda en echarme. Me di la vuelta y vi que a mi izquierda la explanada de suelo gris mojado seguía a lo ancho más que largo… pero calculé que al de seguridad le quedaba poco para llegar y decidí explorar esa parte algún otro día en el que cumpliese los mismos requisitos emocionales. Con esto, comencé mi marcha atrás y llegando a la valla vi al señor del encuentro inevitable. Sin temerlo ni nada, delante suya esquivé la valla como lo había hecho para entrar y me dirigí a él directamente.


- Perdona, por ahí no se puede pasar – dijo.

- Ah lo siento, pensé que las vallas eran sólo por alguna obra y no más.

- Pues no… es una zona restringida, ¿estabas tú sola?

- Sí…

El walkie-talky le pitó y dijo: Ya he encontrado al individuo, es sólo una chica. Correcto, afirmativo respondió el aparato, o algo así.

- Y, perdone, bueno, sólo estaba paseando y mirando las vistas, es un terreno muy desaprovechado, ¿no van a convertirlo en alguna zona de ocio?

- Sólo soy un guarda no sé que van a hacer ahí, para zona de ocio ya está esta parte de la terraza.

- Tiene razón, muchas gracias, adiós. – Y le sonreí.

Me pregunto que guardaban en aquél lugar para prohibirlo de esa manera. Por lo narrado, se ve que me va el riesgo, sí, lo próximo, puenting, jaja. Estas cosas que me pasan, son realmente curiosas, no sé si las haré por aburrimiento, creo que es simple espontaneidad, pero esa vez hice aquello porque me divertía burlar una norma establecida, estaba ahogadamente triste, de estas veces en que si te mueres no te das ni cuenta. En esos momentos, no tenía nada que perder.

Bueno, aprovecho esta entrada para anunciar mi regreso a esta otra vida online, pues vuelvo a tener internet (aunque como era de esperar ya me esté dando algunos disgustos) y que espero, si tengo tiempo, escribir más a menudo. Con esta facilidad os contaré más sobre mí y gilipolleces varias, ya que no serán textos escritos a conciencia en mi casa… depurados y en tono solemne sino que serán tonterías escritas in vivo… bueno, bueno, no os emocionéis que a saber si realmente lo cumplo, que acercan los totales de la facultad y … y eso, que me amargo, jaja.


Ya sí, me despido. Volveremos a vernos, y antes.



Ya tenéis Lírika pa’ rato.

1 comentario:

  1. buenossss, cvreo que te he medio entendido y no voy a decir demasiado x no liarla XDXDXD

    sobre lo de arriba, creo que en eso t pareces a mi en cierto sentido, a veces me siento un poco así aunque no igual, soy una persona un poco despreocupada, como dice mi madre, asi que aunque sea un poco asi no le doy tantas vueltas

    sobre lo del eroski... weno, creo q a todos se nos ha pasado alguna vez eso de saltarnos las normas, la diferencia es atreverse o no
    sobre el tema de la soledad... todos nos hemos sentido solos en algun momento

    ResponderEliminar