6/5/09

Nunca le enseñaron a andar...

Nos veo a todos corriendo una maratón bañados en un sudor desagradable con una ropa desgraciada y unas feas expresiones de desgaste y esfuerzo. Como observadora y a la vez participante, veo como algunos se paran en el camino, otros hacen un magnífico y envidiable "spring", otros se atrasan, otros ni corren, y yo pongo muchas excusas para correr, me paro a charlar, corro un poco, me canso... ¿me da miedo la meta? ¿morir antes de llegar? ¿o no llegar nunca?
¿Pero qué digo? La meta siempre va a estar ahí... esperándome. Pero es que no sé vivir lo de sin prisa pero sin pausa. O me mato a correr o me echo al césped.
Ahg... ¿cómo remediarlo?
Más bien... ¿cómo se anda?

Lírika.

3 comentarios:

  1. Sinceramente este texto lo entiendo poco... no se si porque em cuesta o porque no estoy muy despierto.

    Capto e imagino algo pero no se si acierto o fallo porque creo que es un tema demasiado simple :/ (me acostumbre a tus temas filosoficos mentales xdddd.)

    Así que acepto que se me explique para poder vovler a comentar con un amayor claridad de ideas :P.

    Aun así, he de decirte que sufro de lo mismo que tu, o hago sprint o me tiro en el cesped.

    ResponderEliminar
  2. Pues es algo bastante simple, ¡Los estudios!

    ResponderEliminar
  3. Vale es lo que pensaba xddd.


    Como dije estoy acostumbrado a tus textos filosoficos mentales xddd.

    O es que mi mente es muy rebuscada y busca de to xd

    ResponderEliminar