2/3/09

Lo que me trae el viento.

Este es el momento en el que me paro en el camino
miro atrás en el tiempo y entonces me imagino aquello que viví.
Me desplazo hasta tus ojos, de un gris metal y fino.
Me veo en ellos y entonces digo: que caprichoso fue el destino.
Que no me quiso cerca de tí.

Ni de tí ni de nadie, que yo quisiese.
Sólo hay montañas lejanas y un sol que se malsiente.
Unas miradas cerradas y las sonrisas congeladas.
Un haz de luz y una difícil vista en la frente.
Una bombilla apagada y una barrera ciega,
para la gente.


- Por ahora no estoy escribiendo textos específicamente para el blog, todavía tengo algunos conflictos mentales que solucionar. Próximamente lo haré. Mientras tanto voy publicando textos antiguos arbitrariamente. Espero que os gusten aunque no son demasiada cosa.

Gracias...

No hay comentarios:

Publicar un comentario